miércoles, 29 de octubre de 2008

La Hora Zen: Sin Atajos

Cuando un monje preguntó a su maestro si debía leer los sutras, este replicó:
- Aquí no hay senderos laterales ni atajos; las montañas permanecen todo el año frescas y verdes tanto al este como al oeste, en cualquier dirección, puedes dar un bello paseo.

El monje pidió explicaciones más explícitas, y el maestro contestó:
- No es culpa del Sol si el ciego no puede encontrar su camino.





(Tradicional Zen)
Get This

2 comments:

Astrid Salazar Siry dijo...

Me recuerda a una canción que me gusta mucho, Drive de Incubus.
Estamos acostumbrados a dar el volante a otro, somos copilotos por excelencia. Que pesado es hacerte cargo de tu propia evolución.
Es fácil, común, culpar al Sol.. ¿es necesario culpar a alguien/algo?
Lo es cuando no soy capaz de asumir mis propias culpas, y por tanto, ponerme a trabajar en aquello de lo que si soy responsable.
El detalle es que si supiera que cuando logro hacerlo, puedo superarme a mi mismo, a mis karmas, y lograr ese cambio EN MÍ, que atraerá cambios a mi alrededor, pues me ocuparía con más afán de mirarme en el espejo y escucharme.
Igualmente, no hay formas, no hay estandares de vida que nos aseguren un camino mejor. Es el camino que hacemos nosotros mismos el que vale la pena vivir, y tu camino no necesariamente va ser el que mejor me acomode a mí.

"Sometimes, I feel the fear of uncertainty stinging clear
And I can't help but ask myself how much I let the fear
Take the wheel and steer
It's driven me before
And it seems to have a vague, haunting mass appeal
But lately I'm beginning to find that I
Should be the one behind the wheel"
(Drive,Incubus)

Drubesa dijo...

Excelente!