lunes, 4 de febrero de 2008

La Hora Zen presenta: Portón



Portón


Antes de atravesar el portón,
uno puede darse cuenta de que hay un portón.
Se puede pensar que hay un portón que atravesar
y andar buscándolo durante mucho tiempo sin encontrarlo.
Uno puede encontrarlo
y no abrirlo.
Si se abriera, uno podría atravesarlo.
Mientras se lo atraviesa,
uno ve que el portón que atravesó
era el Yo que lo atravesó.
Nadie atravesó el portón.
No hubo portón que atravesar.
Nadie encontró un portón.
Nadie jamás se dio cuenta de que nunca hubo un portón

Tomado de R.D. Laing, Nudos.

Get This

1 comments:

Drubesa dijo...

Creo que habla sobre las ensenianzas de la vida, de todas las maneras posibles de vivir una experiencia. Porque uno puede pasar una experiencia y no ver la ensenianza, puede creer que no hay ensenianza, en fin, Describe con el porton como puede uno vivir.