lunes, 1 de enero de 2007

Año Viejo, Año Nuevo

Las cosas viejas como tu las botan
mas si saben que otro llegará
Pero no llores, echate un trago,
que yo te recordaré por los ratos que,
de felicidad, en tus dias yo pasé.


Siempre me ha pegado mucho esa canción-gaita al año viejo, reflejo a lo ingratos que podemos ser con aquello a lo que ya le tenemos un reemplazo nuevo (quien sabe si mejor).

La intención de este post pre-feliz año no es caer en esos agujeros un tanto irónicos y tristes. No porque no existirán tristezas en el 2007, sino porque se ha aprendido en el 2006 un poco más acerca de invitados como esos: deben ser visitas rápidas, sólo un café, quizá una galleta que endulce la melancolía mientras toma a sorbos el negrito caliente de la taza del tiempo.

¿Cómo fue este año? Eso merece un post aparte, de esos miles que tengo pendientes. Borradores, ideas. Ahi está, haciendo fiesta con los otros.

¿Cómo ha sido este diciembre? WOW

Tres letras en mayúsculas. Pocas letras, porque muchas emociones arrancan pocas palabras en el momento. En grande porque asi es el tamaño del salto que el corazón ha dado.

Este año he aprendido lo rápido que corren los días, lo inmediatos que son los cambios, aunque se suelen anunciar en extrañas maneras que a veces son tan sutiles como inexplicables. A veces también nos hacemos los locos.

No he mirado detenidamente al espejo, lo reconozco. Sin embargo es una de las primeras tareas del 2007: observarme. Conócete a ti mismo, reza aquel dicho.

No por mero egoísmo, al contrario, porque este diciembre más que algún otro, deseo ser mejor para tí.

También este año me presentaron a la culpabilidad, la frustración y aquella mujer que descose los hilos de la vida que atan el cuerpo al alma. Conocer a tus miedos, cara a cara, es toda una experiencia, que por supuesto no se desea repetir.

Hay que luchar, el cuerno suena de nuevo y una bandera ha sido abrazada. Esta vez, es la de un reino naciente, propio y compartido, mágico.

¿Qué deseo para uds? Salud, Fuerza y Amor.

Salud para el cuerpo y el alma.
Fuerza para tus batallas y tus descansos.
Amor para defender tus ideales, vivir la vida y compartir cada momento.

¿Qué agradezco del 2006? Entrar en estado de conciencia, aumentar y descubrir mis capacidades, definir mis limitaciones y aceptar cuales son mías y cuales tuyas (y que todos nos equivocamos), defenderme, tener un día más para compartir... Encontrarte.

2007 ¿serás el año Avalon?

y tú ¿qué harás de diferente?




Get This

1 comments:

egg dijo...

Te invito a que registres tu blog en http://www.to2blogs.com - Directorio de Blogs de Venezuela